ROOM ESCAPE BARCELONA

Consejos para ser un buen Game Master

1.Formas parte del equipo

Tu función es la de dirigir la partida desde fuera. Por tanto, te vas a convertir en uno más del equipo. A través de las cámaras seguirás los pasos de los jugadores y a conocerles también un poco. 

2.Mantén el papel

Puede ser que tengas que interpretar un papel. Es decir, formas parte del juego, eres una pieza más. Gracias a esa mimetización con el personaje conseguirás que la inmersión del equipo sea aun mayor. Un equipo valora muchísimo que el Game master se implique por completo. Piensa que puedes hacerles sentir emociones como tensión, misterio, diversión... 

3.Conoce hasta el mínimo detalle de tu sala

Hay que conocer a la perfección la sala que llevas entre manos. Si el equipo no entiende algo tienes que hacérselo entender de la mejor forma posible. No se trata de darles la solución pero si hacerles mas fácil llegar a ella. Para ello ni tu mismo puedes tener esas dudas. 

4.Adáptate al equipo

Cada equipo es diferente al igual que cada persona es un mundo. Esta bien que el Game Master se guié por unos tiempos pero la realidad es que las partidas no son algo cuadriculado. A un equipo puede costarle mucho la primera sala pero de repente en la siguiente se han despertado y hacen un acelerón. Hay que tenerlo en cuenta todo y verlo venir. También es de valorar adaptarse a ellos. No somos robots y no tenemos que dar siempre las mismas pistas, es mucho mas divertido para ti y para el equipo adaptarse a ellos y jugar también con ellos.

5. Implícate al 100% desde el inicio

Implícate desde que el equipo pique a la puerta. La gente viene a divertirse y no tiene lógica encontrarse a un Master serio e indiferente. Es un trabajo que nunca sera igual porque como ya se ha dicho anteriormente cada equipo es un mundo. Así que diviértete con ellos y de las locuras que se les ocurren allí dentro. Cuando salgan comparte las anécdotas con ellos porque siempre hay algo que recordar y reírse de ello. 

6. Eres el responsable del juego

Los Escape Rooms son un hobbie y un entretenimiento, cierto. Pero es importante no olvidar que eres el responsable de la sala. Todo tiene un limite y existen unas normas que cumplir. Si te encuentras con una situación que infrinja alguna de las normas debes actuar de inmediato. 

7. Está preparado para improvisar

Como todo en la vida, algo puede fallar. Una sala esta estudiada al máximo detalle y por supuesto, trabajada. Pero en algún momento te vas a encontrar con fallos. Esos errores pueden ser técnicos y que no dependan de ti pero también pueden ser olvidos del Game Master. Sea lo que sea hay que saber reaccionar a tiempo. Incluso darte cuenta de ellos antes que ellos. Lo ideal siempre sera solucionar ese problema a tiempo, con rapidez y a ser posible que influya lo menos posible en la partida y no romper con la inmersión.